Aduanas: Se acabó “La Línea” pero sigue la corrupción | Asociación de Gerentes de Guatemala

Aduanas: Se acabó “La Línea” pero sigue la corrupción

POR KIMBERLY LÓPEZ
klopez@lahora.com.gt

Hace dos años apenas se conoció la forma organizada y meticulosa en que operaba una estructura de contrabando y defraudación aduanera dirigida por funcionarios de altos y medios mandos de la Presidencia y la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT). Ahora, aún con procesos judiciales en marcha y nuevas autoridades a cargo de las aduanas, la corrupción en aduanas continúa. Sin embargo, ¿se ha logrado algún cambio en estos puntos susceptibles a la defraudación?

El intendente de aduanas de la SAT, Werner Ovalle, dudó si aceptar cuando fue considerado como opción para dirigir una de las dependencias más debilitadas y corrompidas a cargo de la SAT.

La intendencia a cargo de las aduanas del país: puertos y aeropuertos, según Ovalle, ha sido y sigue siendo “la más afectada y más propensa a la corrupción en Guatemala y en todos los países”.

Pese a la mala reputación de su cargo y del área que dirige, Ovalle es optimista en cuanto a los avances logrados a dos años de haberse destapado la existencia de una estructura organizada para defraudar al país en las aduanas.

Según indica, de esa red mediante la cual ingresaron alrededor de 500 contenedores, al menos durante los seis meses de vigilancia e investigación, y que generaba ganancias semanales de hasta Q2.3 millones, hoy no queda nada.

¿SE ACABÓ “LA LÍNEA”?
En marzo de este año, 24 personas fueran acusadas de evasión fiscal, contrabando, defraudación y falsificación de documentos. Dentro de ellas figuraban gestores de aduanas, pilotos de los cabezales, trabajadores de SAT y de la Portuaria Quetzal.

“Cuando me preguntaron si el caso de las capturas que hicimos era la segunda Línea no me atreví a hacer una afirmación, porque La Línea recibía instrucciones a nivel de Presidencia, autoridades de SAT y a todo nivel, pero eso lo botamos. Puedo asegurar que nadie desde arriba ha intentado pedir algo, no estamos en esa lógica de corrupción”, asegura Ovalle.

Medidas como el cambio de casi un 100 por ciento del personal a todos los niveles de las aduanas más importantes del país, la realización de pruebas de confiabilidad, polígrafo y el seguimiento a denuncias realizadas por personal, principalmente, son las acciones que a su parecer le han garantizado la tranquilidad de que no hay bajo su mando personas con intereses distintos a los de la institución.

Sin embargo, afirmar que ya no existe corrupción en las aduanas es algo que, según dice, no puede hacer. “Ahora estoy aquí, pero desconozco qué es lo que está pasando en las aduanas”.

ADUANAS CON POCA RECUPERACIÓN
Los analistas y expertos sobre ingresos y tributos, no son muy optimistas al ver los resultados de la recaudación que las aduanas han logrado para el total de ingresos del país.

Las cifras, según dicen, se quedan cortas frente a la tendencia del crecimiento del comercio exterior y la meta de recaudación planteada. Ovalle, en cambio, defiende que ha habido un incremento considerable en los ingresos, mayores a los que se registraron en años anteriores.

El particular caso de las mejoras en los ingresos de uno de los puertos más importantes del país: Puerto Quetzal, en el que operaba La Línea, es el referente de Ovalle.

“En gestiones pasadas, la meta de recaudación de Puerto Quetzal llegaba a un 83 por ciento; al día de hoy la meta está sobrepasada al 108 por ciento. Si logro mantener esa tendencia puede ser que para mayo de este año esté Q300 millones arriba de la meta en comparativo al año pasado y sobrepasando la meta de recaudación, es decir, que hay un crecimiento”, sostiene.

Habían transcurrido cinco años desde que este puerto no alcanzaba su meta. Tras La Línea, la intendencia hizo un cambio de casi el 100 por ciento del personal y un incremento de casi el 20 por ciento de trabajadores.

“No solo lo cambié, incrementé en el área de rampas y revisiones, y ahora estamos viendo los efectos de este plan: alrededor del 20 por ciento de los ingresos le costaba al Puerto Quetzal La Línea”, estima.

Cinco son las aduanas que ocupan el 90 por ciento de la recaudación del país, por ello constituyen prioridades para las autoridades, según Ovalle.

Los últimos datos de la SAT reflejan un total de ingresos por recaudación trimestral de aduanas un total de Q3 mil 917 millones, frente a una meta de Q4 mil 312. Es un aumento del 9.4% en relación al periodo anterior.

Según el economista y analista, Abelardo Medina, existen dos criterios que se deben tomar en cuenta antes de señalar, como logro o retraso de SAT, los ingresos en aduanas.

Primero, se debe esperar que por lo menos la recaudación de comercio exterior debe crecer acorde a lo que el Banco de Guatemala está diciendo que están creciendo las importaciones. No es correcto compararlo ni contra el año pasado ni contra otro valor.

El segundo estándar de comparación es la meta de recaudación, independientemente de cómo estuvo el año pasado, para verificar si el plan está rindiendo lo apropiado.

“Por ahora están por debajo en su meta y eso quiere decir que no han alcanzado ese valor y eso quiere decir que los esfuerzos que se propusieron aún no han dado los resultados. Lo único tangible es que la recaudación no está llegando al nivel al que debería estar”, dice Medina.

También el experto Erick Coyoy considera que los problemas en aduanas persisten, porque si bien la recaudación ha aumentado en relación con 2016, está por debajo de la meta para el cuatrimestre.

Prueba de ello, según dice, es que el Banguat reporta que las importaciones han aumentado más de diez por ciento, por lo que la recaudación en aduanas debiera tener un comportamiento similar, pero solo ha aumentado tres por ciento.

“No son resultados totalmente malos porque sí hay un aumento, pero no suficiente para alcanzar la meta”, indica.

NUEVOS CASOS DE CORRUPCIÓN
La intendencia de Aduanas tiene una unidad de investigación interna que trabajó en conjunto con el Ministerio Público, dentro de la SAT.

Esa dependencia tiene entre sus manos varios casos de anomalías en distintas aduanas del país y ya han identificado a participantes como empresas, transportistas, gestores, agentes aduaneros, personal de la SAT, varios importadores, exportadores y actores de toda la cadena logística.

“Esta vez vamos a tener la transparencia de mostrar casos; siguen los problemas, pero no los vamos a esconder, al contrario, lo que hemos dicho es que detectamos y denunciamos”, asegura.

Los casos a los que se refiere, aún no salen a luz, pero son producto de círculos de mecanismos de intercambios de investigación con el MP, luego de requerimientos diarios de información de parte del MP, la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI) y la Contraloría General de Cuentas (CGC).

En gestiones pasadas, explica, era muy baja la moral de denuncia a lo interno de la entidad. Sin embargo, ahora muchas de las denuncias que han recibido han sido de parte de empleados. La diferencia es que ahora sí se les ha dado un seguimiento, dice. “Ha aumentado la moral del personal para denunciar”, asegura.

INVESTIGACIÓN
Una de las nuevas facultades de la SAT, luego de la aprobación de las reformas a su Ley Orgánica, es el acceso a información bancaria con mayor facilidad.

Como herramienta de investigación, sin duda será utilizada por la intendencia, adelantó Ovalle.

“Si un importador dice que entraron 100 pares de zapatos, pero en realidad fueron 150, hay un déficit; si se pide la autorización del secreto bancario y vemos los ingresos podríamos empezar una investigación”, explica a manera de ejemplo.

A pesar de que hasta ahora no han hecho ningún requerimiento, es posible que mediante la Intendencia de Asuntos Jurídicos soliciten el acceso a la información de alrededor de 50 cuentas. Al menos es el dato que estiman por ahora, aunque seguro serán más, indicó.

CIFRA

En el pasado

83%
era el promedio de recaudación en Puerto Quetzal

Ahora

108%
la meta fue sobrepasada

“Cuando me preguntaron si el caso de las capturas que hicimos era la segunda Línea no me atreví a hacer una afirmación, porque La Línea recibía  instrucciones a nivel de Presidencia”, Intendente de Aduanas, Werner Ovalle.

Fuente: La Hora

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone
Patrocinadores Institucionales

Top