Guatemala: Millonaria inversión en centros comerciales | Asociación de Gerentes de Guatemala

Guatemala: Millonaria inversión en centros comerciales

Como todo negocio competido en el contexto de un mercado global, invertir para mantenerse a la vanguardia es primordial. Y eso lo tienen claro los ejecutivos de varios centros comerciales.

Uno de ellos, el Grupo Spectrum, que pertenece al Grupo Pantaleón, que destinó $20 millones en la ampliación y remodelación de Oakland Mall, en la Zona 10 de la capital guatemalteca. Esta inversión que permite tener 19 nuevas marcas en su espacio, de las cuales nueve están por primera vez en el país, así suma una oferta comercial de 162 conceptos, entre los que se mencionan moda, hogar, entretenimiento y servicios.

En cuanto a la infraestructura, la inversión agrega 600 nuevos estacionamientos para un total de 2,600 y un área comercial de 11,000 metros cuadrados, que suman una oferta de 49,842 metros cuadrados. “Esta ampliación fue posible gracias a las excelentes relaciones que tenemos con nuestros aliados comerciales. En conjunto logramos este gran resultado”, comentó Natalia Cozza, gerente de Oakland Mall.

El también desarrollador del mall de Miraflores y Portales salió de las clásicas zonas exclusivas para invertir $37 millones en Naranjo Mall, su cuarto centro comercial en el país y está ubicado al occidente de la ciudad.

Naranjo Mall posee tres niveles, fue construido bajo los parámetros del sistema de certificación LEED. De los 62,000 metros cuadrados de infraestructura, 27,000 son comerciales e incluye 1,000 estacionamientos.

Supermercados La Torre, Cemaco y Cinépolis son sus anclas, y ello se suma más de 161 comercios, además de contar con restaurantes de tenedor como Skiller, San Martín y 100 Montaditos.

“En Spectrum le apostamos a la innovación. Naranjo Mall incorpora los nuevos conceptos que hemos desarrollado para las personas que harán de este centro comercial su lugar preferido de compras y entretenimiento”, dijo Ramiro Alfaro, gerente general de la inmobiliaria.

Y más allá de las fronteras regionales, el brazo inmobiliario del grupo también agregó un nuevo complejo comercial a su cartera.

En Chía, al norte de Bogotá, Colombia, inauguró Fontanar, su primer centro comercial en Suramérica desarrollado por la firma Cimento y en cuyo proyecto invirtió alrededor de $200 millones.

Fontanar es una construcción de 134,000 metros cuadrados, de los cuales 56,000 son comerciales y más de 2,800 estacionamientos integrados en tres niveles. La oferta es diversa, ya que cuenta con plaza financiera, 193 conceptos de negocio que incluyen restaurantes, cines de última generación, un supermercado, tienda por departamentos, zapaterías, tiendas de ropa y para el hogar.

“Fontanar cuenta con una mezcla comercial única para satisfacer las preferencias de nuestro mercado, sin duda es un lugar especial para comprar, comer y entretenerse con la familia y los amigos”, afirma Clío Guerra, gerente de Fontanar.

Lo nuevo en occidente

Por otra parte, en Retalhuleu, al sur-occidente de Guatemala, el Instituto de Recreación de los Trabajadores (IRTRA) inició la ampliación del proyecto La Trinidad.

Este es un concepto neourbanista con el cual sus promotores buscan un crecimiento urbano planificado, ordenado y estratégico para el departamento en referencia.

“En junio de 2005 fue inaugurado el distrito comercial, la primera fase de este proyecto neourbanista integrado por instituciones financieras, comerciales, de servicio, áreas deportivas y sociales. La nueva fase iniciada en diciembre pasado aportará 54 locales comerciales, 16 quioscos y cinco anclas de las cuales tres son salas de cine de ALBA Cinema”, comenta José Carlos Pomés, director del proyecto.

La ampliación implica más de 17,000 metros cuadrados de construcción que se estarán agregando a este complejo, eso implica la inversión de aproximadamente $33 millones.

El proyecto es propicio para continuar impulsando el intercambio comercial de la región y la consolidación tanto de los departamentos de Retalhuleu, Quetzaltenango, San Marcos y Suchitepéquez como destino turístico clave, cuya iniciativa se viene impulsando desde la construcción de los parques temáticos del IRTRA, complejos que significan inversiones por más de $290 millones.

Remozados
Y uno de los primeros centros comerciales tipo mall del país también decidió refrescar su imagen para estar a la vanguardia de la competencia.

El centro comercial Los Próceres remodeló su fachada con un concepto minimalista, inspirada en las grandes ciudades que reflejan espacios sencillos y elegantes.

La construcción con base cerámica en tonalidad negro y “bond”, reforzada con barandas y portones de acero inoxidable enmarcada con una rotulación con tecnología led, identifica al complejo como un ícono clásico en una ubicación privilegiada de la zona viva de la ciudad.

“En Los Próceres buscamos dar un aspecto renovado a nuestras instalaciones, con mejoras continuas interiores y exteriores para la satisfacción y comodidad de nuestros clientes. Queremos que nos vean como un lugar ideal para compartir con familiares y amigos, en un ambiente diferente y una imagen moderna”, comparte Magnolia Escobar, gerente general de ese centro comercial.

Esta iniciativa significó la inversión de $500,000 e incluye además iluminación y sistemas de riego inteligente en los jardines e incluye nuevos procesos y procedimientos en pro del medio ambiente.

Los Próceres fue inagurado hace 22 años, y hoy cuenta con 257 comercios entre locales y quioscos establecidos en cuatro plantas del complejo que consta de más de 100,000 metros cuadrados de construcción y, según las mediciones de sus administradores, es visitado por alrededor de 7.5 millones de clientes al año.

Otro centro comercial que cuenta con una nueva fase es El Frutal, ubicado en el municipio de Villa Nueva, al sur de la ciudad capital. Un complejo en ampliación para 220 comercios, entre tiendas especializadas, bancos, restaurantes y gimnasio, así como una novedosa infraestructura para salas de cine y parqueo para 1,000 vehículos.

“En 2015 iniciamos con la segunda fase de la ampliación, con más de 14,000 metros cuadrados. Incluye la remodelación completa de las fases anteriores. Esto para unificar la imagen del centro comercial y brindar a nuestros clientes áreas más agradables y modernas. Para este año planeamos la apertura de cines y restaurantes de tenedor”, explica Leonel Fernández, gerente general de grupo Rosul. •


Fuente: eleconomista.net

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone
Patrocinadores Institucionales

Top